20131004-225227.jpg

Cuando un grupo importante de ciudadanos se juntan para pedir que de una vez se arregle el argayo, un alcalde tiene que hacer algo para solucionarlo.

Hoy domingo me pidieron mis compañeros de Carreño que les acompañara y formase parte de la cadena humana que comenzaba en el puerto y seguía por el paseo hacia Perlora para quejarse del abandono que viene sufriendo en esta legislatura.

Seguiremos “dando caña” a ver si logramos que despejen la carretera y pueda volver a recuperase el paseo. Mientras ocurre, mi sincera enhorabuena a mis compañeros por el esfuerzo que están haciendo.

Anuncios