Visitamos el Puerto tras el relevo en la presidencia de Manuel Docampo para saludar a Raimundo Abando, felicitarle por su nuevo nombramiento y ofrecerle lealtad institucional en el caso bastante probable de que el PP gobierne en España después del 20N.

Coincidimos con él en más cosas que las que que nos separan, como su visión del modo en que se debe gestionar el Puerto de forma empresarial y la necesidad de que se recuperen los armadores que marcharon a Galicia, se agilice el desarrollo de las nuevas ampliaciones y se dirijan los esfuerzos para captar nuevos tráficos que puedan hacer viable una nueva ampliación.

Puerto y ciudad están unidos, necesariamente. Es importante compaginar las actividades portuarias con la mejora de la calidad medioambiental de la ciudad, más ahora que el Niemeyer está en marcha.

El PP tiene como prioridad asegurar que esta unión sea compatible con un crecimiento sostenible y armónico.  Que permita a Avilés abrir nuevas vías de desarrollo económico en un momento difícil y crucial para nuestra ciudad.

La delegación popular de la que formé parte estaba encabezada por nuestro presidente local J. Arestegui, nuestro portavoz Constantino Álvarez y José Luis Garzón.

Anuncios