Los ayuntamientos deben devolver al estado diferentes cantidades en base a la exactitud o el error de las entregas a cuenta de ejercicios anteriores. El Gobierno de ZP hizo cálculos erróneos en los últimos años por lo que el  Ayuntamiento de Avilés adeuda a fecha de hoy siete millones de euros al estado. Hoy pedí al gobierno que asuma su error y permita que se prorrogue el tiempo de devolución para que los avilesinos no sufran más en sus carnes la mala praxis del gobierno central.

Esa mala práctica tendrá un efecto añadido en el Presupuesto para el 2012, porque en las previsiones se tendrán en cuenta ingresos del estado aun a sabiendas de que son equivocados. Tal ha sido la falta de responsabilidad del Gobierno de ZP con los entes locales. El Gobierno eludió aprobar un RDL para articular la prórroga de los presupuestos con lo que se niega a aclarar las previsiones económicas reales (crecimiento, recaudación…), los ingresos que recibirán las corporaciones locales y la evolución del sueldo de funcionarios y pensionistas.

Para evitar esta situación  el PP exigió al Gobierno que elaborara un Decreto de Prórroga de Presupuestos con un cálculo de las transferencias a los Aytos y las CCAA en base a indicadores reales de ingresos fiscales. Sin decreto por medio se prorrogan  automáticamente los presupuestos y  los aytos y las CCAA tendrán que elaborar el suyo utilizando cifras que de antemano saben que son inexactas.

Esta falta de previsión provocará una “burbuja fiscal”, al presupuestar con ingresos que no son reales, algo parecido a hacerse trampas en un solitario. Y supondrá que se incrementen de forma importante  los siete millones de euros que adeudamos ahora al estado por los cálculos incorrectos de los años pasados.

El estado debe ser el primero en dar seguridad y confianza a los ayuntamientos y las CCAA porque esta  situación supone un problema adicional para la realización de nuestro presupuesto y una falta de lealtad del estado más grave si tenemos en cuenta que asumen obligaciones y servicios que no son propios y para los que no tienen adecuada financiación.

Esta pregunta va dirigida a Ana Concejo y la alcaldesa: ¿Cómo va a hacer sus cuentas si desconoce las previsiones económicas y parámetros de crecimiento del 2012?

Nadie puede gastar más de lo que ingresa por lo que calcular un presupuesto con una estimación equivocada es un riesgo para la estabilidad financiera del ayuntamiento.

El Ayuntamiento de Avilés es uno de tantos que sufren las consecuencias de la mala gestión socialista.

Anuncios