Año tras año nos acercamos a Miranda para participar de las fiestas. Y siempre nos asombra lo bien que sale el arroz, la cantidad de raciones que se despachan y el buen hacer de los Xagós.

Anuncios