Os adjunto  aquí el enlace de LNE digital en el que se informa de que los patronos privados del Niemeyer se negaron a firmar las cuentas del 2009.

Hice varias preguntas a la ministra Sinde sobre las cuentas que nunca me respondió el Ministerio, ahora sabemos porqué.

La política de contratación de la era de los zapateros,areces, varelas y cía está cuestionada. Con dos casos en los juzgados: la operación Marea y el caso Riopedre debemos exigir que se fiscalicen concienzudamente todos y cada uno de los euros que depositamos en manos de la administración pública asturiana y de las  empresas y fundaciones de las que ésta forma parte. Cuando los Masaveu o Cajastur han declinado firmar las cuentas del 2009 es que la cosa, cuando menos, pinta mal.

Anuncios