Gaspar Zarrías aseguraba el pasado 26 de diciembre que “el Gobierno socialista encontraría una fórmula para que la subida de la luz no dañase la economía familiar”. Una mentira más del Gobierno socialista ya que la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos reunida el pasado lunes 27 de diciembre aprobó una subida del 9,8% en la Tarifa de Último Recurso (TUR) para enero. Este incremento, el mayor registrado desde el año 1983, quintuplica la variación interanual del IPC de noviembre de 2010, un 2,2%.

Esta subida supone en la práctica un encarecimiento mensual de 4,5 euros mensuales y 54 euros anuales para el caso de un recibo medio de la luz con respecto a la tarifa vigente hasta ahora.Dice el ministro que la subida cuesta lo de un café!

Esta subida afecta a la mayoría de los hogares en España, que ven cómo a la vez que el tarifazo se tendrán que enfrentar a otras subidas importantes como: EL GAS NATURAL, UN 3.93% DE MEDIA Y TODOS LOS SERVICIOS DE RENFE.

A esto debemos añadir el efecto de eliminar  la deducción por inversión en vivienda habitual que puede suponer un incremento de hasta 1.300 euros de impuestos para las familias que compren una vivienda y la fuerte subida de los impuestos sobre las labores del tabaco aprobada por Real Decreto Ley el pasado 3 de Diciembre. La eliminación de la deducción de los 400 euros, el incremento de los tipos impositivos sobre el ahorro y la subida del IVA en el mes de Julio ( que incrementó en dos puntos también la tarifa del gas y la electricidad) se suman a la subida también de los hidrocarburos.

Las familias han perdido en estos años de gobierno de Zapatero poder adquisitivo. La cesta de la compra es cada vez más cara y a muchos hogares les resulta difícil llegar a fin de mes. Cada día hay más ciudadanos españoles que confían en el Partido Popular como única alternativa para cambiar esta situación. Ya lo dijo Rajoy estos días, no estamos ante una maldición bíblica, esta situación es reversible. Para ello presentamos todas las semanas propuestas en el Congreso a través de mociones que, hasta en 70 ocasiones, nos han sido vetadas.

 

Anuncios