José Luis Garzón, concejal del PP en el Ayuntamiento de Avilés, denunció que Fomento cerró las taquillas en la estación de RENFE. El servicio de atención al usuario prestado por empleados de renfe fue sustituido por máquinas.

No sé si esta decisión forma parte de la estrategia de “austeridad” del Gobierno de Zapatero, pero sin duda no es deseable que los recortes se realicen en la prestación de servicios al pasajero.

Avilés es una cuidad con un alto porcentaje de población mayor de 65 años, más del 30% de sus habitantes, para ellos supone un impedimento a la hora de realizar trámites como la adquisición o renovación de la tarjeta de descuentos y la consulta sobre viajes de largo recorrido o cercanías. Por ello, José Luis pedirá en el Pleno que se exija a Fomento la inmediata restitución del servicio.

Presenté hoy mismo en el Congreso una batería de iniciativas encaminadas a averiguar en cuántas estaciones y apeaderos asturianos se ha dado la misma situación y los motivos que llevaron a RENFE a clausurar este servicio, así como el volumen de pasajeros que se han visto afectados por esta decisión.

Una ofensa más a Avilés después de no presupuestar un solo duro para el Soterramiento ni la Ronda Norte.

Anuncios