Y la rompe para pagar su despilfarro.

El  gobierno  socialista  incumple  el  acuerdo  de  pagar  las  pensiones
mínimas con el dinero del Estado. Se salta el Pacto de Toledo y el acuerdo que, desde 1996, define que es el Estado el que debe soportar este gasto. 
   
El año que viene el gobierno pagará 200 millones menos de su cuota a
las pensiones mínimas y los endosará a la Seguridad Social, con lo que ésta se verá obligada a cargar con el   60%  del  gasto  para  el complemento de las pensiones mínimas.
  El gobierno bajará su contribución a las cifras de 1996. 
Zapatero pagó con el dinero de  los propios pensionistas su promesa de
de elevar las pensiones mínimas cada año.
  El Gobierno socialista no ha aportado un solo euro más para compensar  las
subidas.
Y ahora Zapatero ha decidido también usar la caja de las pensiones para
encajar sus cifras de déficit presupuestario.

Anuncios