A los responsables de Fomento y de la Autoridad Portuaria les hacemos entrega de unas “orejas de burro” virtuales y un capirote para que las coloquen como aquellos estudiantes de las escuelas de antaño que dejan pasar el tiempo haciendo que estudian y no sacan nada en claro.

La ampliación del Puerto de Avilés se retrasa por una excusa tan peregrina como la necesidad de más tiempo para estudiar las numerosas ofertas recibidas. Mucho nos tememos que en forma de retrasos reiterados se encubra un recorte de los compromisos de Fomento con nuestra ciudad como ocurrió con la Ronda Norte o el Soterramiento, aplazados sine die.

La segunda ampliación es vital para la reorganización portuaria del entorno del Niemeyer al permitir trasladar los muelles de Arcelor y situar en esa zona el puerto deportivo.  El incumplimiento de los plazos de la ampliación es una mala noticia porque se suma a los retrasos de los accesos tanto al centro cultural como al Puerto.

Presentaré una batería de preguntas en el Congreso para exigir a Fomento una explicación sobre el verdadero motivo de los retrasos y un compromiso de ejecución con la obra prometida. Los socialistas exigen carteles de 4 por 3 para los anuncios pero no quieren ar explicaciones de sus reiterados retrasos e incumplimientos.

Anuncios