El gobierno socialista no puede recortar los sueldos a los ciudadanos si antes no recorta los gastos innecesarios de mantenimiento del aparato socialista: ministerios inútiles, altos cargos, subvenciones, propaganda y protocolo . 

Los ciudadanos tienen derecho a saber que con su recorte de sueldo y de pensiones se financian planes inútiles y propagandísticos como el Plan E.

Los jubilados han pagado su seguridad social, tienen derecho a cobrar sus pensiones especialmente cuando la Seguridad Social tiene superavit. La congelación de las pensiones contributivas no tiene justificación.

Si analizamos los Presupuestos seguro que encontramos otras partidas que logren el mismo efecto pero que no sean perjudiciales para la economía y para los ciudadanos.

Zapatero es el presidente del paro, de la subida de impuestos y de los recortes sociales.

Anuncios