Imagen de la web del Sepla.

 

Hoy tenía previsto viajar a Madrid para asistir a la Junta Directiva Nacional. Me fue imposible por  retrasos y cancelaciones debidos al temporal. 

Pongo en duda la operatividad de AENA cuando cuatro copos de nieve colapsan por segundo año consecutivo una terminal moderna como la T4. Pongo en duda la efectividad de Fomento cuando Asturias queda aislada de la meseta por carretera y por tren. Si Pepiño fuera ministro de Infraestructuras en Canadá, o en Alemania, Suecia o Finlandia ¿Funcionarían las comunicaciones? 

Mi enfado es mayúsculo, porque además me mintieron en la información. Llamé al teléfono de AENA antes de ir al aeropuerto y me confirmaron que el avión salía en hora (imposible porque aún no había salido de Madrid y tarda en llegar a Asturias 55 minutos). Visité la web del aeropuerto de Asturias y nadie me alertó de las cancelaciones. Semejante descoordinación es una falta de respeto a los usuarios. Cuando reclamé en el aeropuerto me remitieron a mi compañía. Para AENA son “causas ajenas a nuestra voluntad”. 

Viendo lo visto, Pepiño va a hacer buena a Maleni.

Anuncios