Me contesta el Gobierno, en respuesta escrita, que sólo once asturianos han recibido la ayuda por impago de alimentos hasta el 1 de septiembre de este año. En el 2008, de 24 solicitudes, tan sólo 9 resultaron aprobadas. El Fondo nace para garantizar el cobro de las pensiones alimenticias de los hijos menores acordadas en resolución judicial que no son abonadas por quién está obligado a su pago. En su mayoría son mujeres. Hablamos de familias que está pasando una situación económica muy difícil.

Cabe esperar que la crisis haya provocado un aumento por impago, y resulta extraño que de las 2291 rupturas producidas en el mismo tiempo sólo 11 se beneficien de esta ayuda. La situación en España es igual de penosa.

El Psoe nunca creyó en esta ayuda, no la incluyó en la Ley y la aprobó meses después por Real Decreto en diciembre del 2007. Fue efectiva el 1 de enero del 2008 y como vemos su escasa utilidad demuestra que es demasiado rígida e insuficiente.

Es rígida porque para beneficiarte de ella tienes que estar casi en el umbral de la pobreza, insuficiente porque ayuda con tan sólo 100 euros por hijo. Ante esto presentaremos una iniciativa para que se flexibilicen las condiciones y que no se limite tan rígidamente el acceso de los beneficiarios necesitados de dicho fondo. Pediremos que se aumente la dotación para el 2010.

Además exigiremos al Gobierno que cumpla con el compromiso de remitir el informe relativo al funcionamiento del Fondo, porque las cifras las sabemos únicamente por las preguntas que vamos realizando los diputados.

Anuncios