El pasado jueves debatimos en el Congreso de los Diputados el anteproyecto de la nueva ley del aborto de Zapatero. Varios grupos, entre ellos el Grupo Parlamentario Popular, al que pertenezco, presentamos enmiendas a la totalidad, enmiendas de devolución que no prosperaron. Se abre pues el periodo de presentación de enmiendas parciales hasta que sea de nuevo sometido a votación. En este artículo me gustaría dar a conocer brevemente cuál es la postura que el Partido Popular defenderá en todo este proceso en cuanto a los temas más controvertidos de la ley.

¿El aborto puede ser considerado un derecho?La doctrina del Tribunal Constitucional es clara: debe establecerse un equilibrio entre el derecho a la vida de la madre y del no nacido. La actual ley contempla tres casos en los que prevalecerían los derechos de la madre, pero reconoce los derechos del nasciturus. La nueva ley de Zapatero desprotege al no nacido, por lo que sería contraria a la Constitución. En la subcomisión parlamentaria, todos los expertos, entre ellos destacadas militantes feministas, admitieron que el aborto no es bueno para la mujer, que es una decisión muy difícil y dura y en muchos casos un drama. Algo que no es bueno no puede ser un derecho, como afirmó el Consejo de Estado en su Dictamen.
¿Era necesaria la reforma de la Ley?Los partidarios de la reforma señalan que las mujeres estarán más protegidas jurídicamente. A quienes opinan de este modo habría que recordarles que en 25 años no ha ido una sola mujer a la cárcel por abortar. No sólo no es una ley necesaria sino que más de un sesenta por ciento de los españoles se opone a ella, entre ellos algunos parlamentarios socialistas que se atreven a confesarlo en los pasillos y que votarían en contra de la ley si el Psoe les diera libertad de voto. Cosa que no sucederá.
Habría que recordar que el PSOE no se atrevió a incluir esta reforma en su programa electoral y que en febrero del 2008, Fernández de la Vega declaró a los medios de comunicación que “no existe demanda social para reformar la ley del aborto”.
¿Qué lagunas tiene el Proyecto de Ley?En la propuesta de la nueva ley del aborto no hay medidas para proteger y ayudar a las madres. El PP impulsa en las comunidades donde gobierna, medidas de apoyo a la maternidad y a la mujer embarazada, siempre con la oposición del Psoe.
El Partido Popular propone medidas de apoyo a la maternidad, mayor diligencia a la hora de observar el fraude de ley y que se persiga a quien haga del aborto un negocio.

Menores de dieciséis años y objeción de conciencia.Junto con el derecho a la vida del no nacido son dos de los temas que nos alejan del Psoe. Creemos que en un momento tan duro y delicado que va a marcar la vida de una mujer, no se puede privar a una niña de 16 años del cariño y el acompañamiento de sus padres. Es una aberración dejarlas desprotegidas en un aborto cuando necesitan la autorización paterna hasta para hacerse un piercing o un tatuaje.
En cuanto a la objeción de conciencia del personal sanitario, debe ser respetada y debe ser individual y para cada caso, evitándose la inclusión en listas que no harían más que estigmatizar al personal.. Deben saber estos profesionales que defenderemos este derecho en el que creemos firmemente.
La nueva Ley, inconstitucional.
Por tanto, la nueva Ley de Zapatero es una ley innecesaria, que no soluciona ningún problema sino que los crea. Que no desprotege al no nacido y se olvida de las mujeres. Y que ha declarado inconstitucional el Consejo Fiscal. Se abre un debate parlamentario en el que el Partido Popular defenderá los derechos de las mujeres, del nasciturus y de los profesionales que les atenderán en una de las decisiones más importantes de sus vidas.

Anuncios